Es un curioso comportamiento animal poco conocido que se da en la zona occidental del Amazonas. Y es que en esta región de la Tierra la sal es un bien preciado que escasea. Por eso hay animales como los guacamayos y ciertos monos, que buscan saladeros de arcillas con sodio como fuente extra necesaria en su dieta.

Pero a diferencia de otros animales, las tortugas no necesitan un aporte extra de sodio ya que su dieta principalmente a base de carne contiene niveles significativos de sal. Este exceso de sal las tortugas amazónicas lo eliminan ‘llorando’. Brillantes lagrimas, gotas de agua ricas en sodio que atraen a mariposas y abejas que acuden a beber de los ojos de las tortugas como si de dulce néctar se tratara. Una extraña conducta que no se da en ningún otro lugar del mundo, nunca vista antes y que ha dejado perplejos a biólogos que llevan décadas estudiando tortugas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: